El Valle de Arán es una comarca de alta montaña situada en el extremo occidental de los Pirineos catalanes. El río Garona, lo atraviesa de parte a parte, continuando su recorrido por todo el sur de Francia.

El Valle de Arán es una de las entradas al Parque Nacional d’Aigüestortes i Estany de Sant Maurici, un lugar idílico para amantes de la naturaleza y del Pirineo.

El aranés es la lengua co-oficial junto con el castellano, se trata de una lengua propia de origen occitano.

La capital de todo el valle es Vielha, centro neurálgico en el que lugareños y turistas se dan cita. Sus restaurantes, tiendas y oferta de ocio hacen de Vielha un lugar muy frecuentado incluso por la gente que se hospeda a algunos kilómetros de la ciudad.

La olla aranesa es el plato típico del Valle, aunque en su gastronomía podemos encontrar platos de la cocina catalana y francesa.

El arte románico está presente en cada rincón del valle, donde el turista encontrará pequeñas iglesias dignas de contemplar, por su construcción y por su entorno. La mayoría de estas joyas artísticas son de origen románico si bien con las transformaciones sufridas a lo largo de los siglos, muchas de ellas han terminado siendo de estilo gótico.

El paisaje del Valle de Arán sorprende a cada paso que damos puesto que la combinación entre altos picos de más de 3.000 metros y profundos valles, salpicados de áreas boscosas, zonas de pastos y cristalinos lagos da lugar a espacios de extraordinaria belleza.

La estación de esquí de Baqueira-Beret, a escasos 15 kilómetros de Vielha le confiere al Valle una importancia tremenda durante la temporada de invierno, ya que miles de esquiadores se dan cita cada día para disfrutar del deporte rey del lugar.